Amaia Arrazola, entre el mundo naif y el arte hindú

Esta joven autodidacta (Vitoria, 1984) se inició en el mundo del dibujo hace poco más de 10 años. Después de estudiar Publicidad en París y trabajar como directora de arte en una importante agencia en Madrid (McCann), Amaia Arrazola decidió hacer las maletas y marcharse a Barcelona para dar rienda suelta a su verdadera pasión: la ilustración.

Las reminiscencias del arte hindú y el mundo naif, dice que no sabría definir bien su propio estilo.  Pero sí reconoce que hay mucho de ella en su obra. “El estilo no es otra cosa que el resultado de lo que tienes en la cabeza, más lo que te permite tu mano”, asegura.

A la hora de buscar estímulos para su creatividad, dice que lo que más le ayuda es observar lo que tiene a su alrededor. La gente que va por la calle, los viajes y, en general, todo lo que ve (arquitectura, fotos, moda…) puede convertirse para ella en fuente de inspiración. «Soy muy visual», afirma.

Para todos los interesados en conocer ‘a lo grande’ la obra de esta joven artista, podrán hacerlo acercándose el próximo mes de enero a la Plaza del Callao de Madrid, donde una muestra de su trabajo podrá verse en las pantallas de Callao City Lights, gracias a la colaboración de la revista Yorokobu.

Alquiler de espacios para eventos publicitarios en Madrid